Ampollas, ¿cómo curarlas?

ampollas

Todos hemos padecido de las molestas ampollas al menos una vez en la vida, ¿quieres saber qué hacer al respecto? Te contamos si es mejor explotarlas o no y qué es lo que puedes hacer para dejar de padecerlas.

¿Qué son las ampollas?

Las ampollas son pequeñas -o grandes- bolsas acuosas que surgen generalmente en manos o pies (aunque pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo) debido a la fricción que genere un material sobre la piel. También pueden surgir por calor, fricción de la tierra e incluso por humedad.

Por regla general las ampollas son molestas, son incómodas y al estar llena de un líquido que no conocemos no sabemos si podemos reventarlas o si sería mejor evitarlo. De hecho la creencia común de que no es bueno reventarla es mentira, los mismos dermatólogos sugieren que se realice siempre y cuando se sigan ciertos cuidados al respecto.

ampollas

Causas

Las ampollas suelen aparecen debido a:

-Usar calzado muy apretado o calzado nuevo por mucho tiempo

-Usar botas o calcetines inapropiados

-Hacer patinaje artístico (o patinaje común igual por largos períodos de tiempo)

Escalar

-Hacer gimnasia

Si quieres evitar las ampollas, pero generalmente te enfrentas a mucha fricción en la piel, puedes colocar vaselina sobre el área friccionada (adquiere un tono rojizo), vendarla o ponerle curitas (tiritas) encima, con esto evitarás que se desarrolle.

ampollas

Cómo reventar la ampolla

Primero debes saber que NO debes reventar la ampolla si está llena de sangre. Y sobre todo NO cortes o retires la piel de la ampolla, esto puede provocar infecciones y hacer que una inocente ampolla te lleve al hospital.

El mejor procedimiento para reventar las ampollas es:

-Primero debes esterilizar una aguja, la forma recomendada es colocarla sobre una flama durante unos 5 segundos y después pasarla por alcohol. Con esto tienes lista tu aguja.

-Después pincha la orilla de la ampolla con esa aguja y puedes presionar con un algodón previamente empapado en alcohol para que salga todo el líquido. Retíralo con cuidado con un algodón.

ampollas

-Puedes aplicar pomada antibiótica después o solo colocar más alcohol sobre la ampolla.

Cubre la ampolla con una gasa o venda para que no esté expuesta.

Limpia diariamente con algodón y alcohol y pronto se volverá a adherir la piel a la  herida.

Si no quieres reventar las ampollas puedes:

-Sumergir tus pies en agua con sal, esto ayudará a que se seque mucho más rápido y evitará infecciones por la sal.

-Colocar gel de Aloe vera, recuerda tomarlo directamente de la planta para evitar infecciones.

¿Conoces más remedios para sanar las ampollas?, ¡cuéntanos en los comentarios!

ampollas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.