Autoexamen de mamas

autoexamen de mamas

El autoexamen de mamas es un tema que no es tan común entre las mujeres pero eso no lo hace, de ninguna manera, menos importante. Aunque revisarnos los senos una vez al mes no sea una actividad que hayamos considerado en nuestra lista de “cosas que hacer antes de morir” la verdad es que una revisión oportuna podría salvarnos la vida. Por eso te traemos este artículo para que aprendas algunas maneras de cómo hacerlo.

autoexamen de mamas

¿Cuándo hacer el autoexamen de mamas?

Si vas al doctor una vez al año seguramente te realiza una mamografía para precisamente detectar estos nódulos pero tanto si lo haces como si no acostumbras ir al médico o nunca te han hecho este examen, es importante que comiences a realizar el autoexamen de mamas.

El autoexamen de mamas se debe hacer una vez al mes, de preferencia una semana (de 3 a 5 días) después de tu período menstrual pues así te aseguras que los cambios que se ocasionan por tu regla (hinchazon, sensibilidad) no interfieran con tu autoexamen de mamas.

Hay algunos doctores que consideran que esto no es necesario, consulta con tu médico si lo es en tu caso.

autoexamen de mamas

¿Cómo hacer el autoexamen de mamas?

El autoexamen de mamas sólo toma unos minutos, puedes hacerlo de pie o acostada boca arriba, en este caso te diremos la técnica más recomendada pero en las imágenes encontrarás otros ejemplos.

Acuéstate boca arriba y coloca tu mano derecha detrás de tu cabeza.

Con tus dedos medios de la mano izquierda (o sea los dedos medio, índice y anular) realiza movimientos circulares pequeños en dirección de las manecillas del reloj, asegúrate de cubrir toda la superficie mientras ejerces presión. Puedes hacer un autoexamen de mamas con presión leve, luego media y luego fuerte para tocar las distintas capas.

autoexamen de mamas

Palpa hasta la axila pues hasta ahí llega el tejido mamario.

Después presiona ligeramente los pezones para comprobar que no salga sangre o alguna secreción extraña.

Repite el proceso del otro lado comenzando con tu mano izquierda detrás de tu cabeza.

Después de hacer este autoexamen de mamas (o antes, no importa) debes hacer el examen visual.

Párate frente a un espejo con las manos extendidas a ambos lados del cuerpo, revisa tus mamas y luego obsérvalas en el espejo, ¿hay algún hoyuelo, arruga, pezones hundidos que usualmente no tienes?).

Coloca tus manos en las caderas.

Obsérvalas con las dos manos detrás de la cabeza.

En el primer autoexamen de mamas puedes notar protuberancias o algo que te llame la atención, probablemente sea parte normal de tus senos, a partir de ese primer autoexamen toma nota de ello si es que hay algún cambio. En ese caso, acude al doctor.

autoexamen de mamas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.