Bañar al niño: tips y trucos

bañar al niño

Bañar al niño es muy importante para nosotros como padres, especialmente porque es parte de los rituales cotidianos de limpieza e higiene. ¿Qué hacer si el niño no se quiere bañar? Muchos padres encuentran muy complicada esta tarea y normalmente es algo desconcertante por qué se presenta este rechazo.

Te decimos las posibles razones, qué puedes hacer al respecto y consejos para bañar al niño, ¡no te lo pierdas!

bañar al niño

Bañar al niño

Comencemos con lo más importante, ¿qué tan seguido es necesario bañarlo? Algunos especialistas afirman que no tiene que bañarse todos los días si no sale mucho de casa, pero cuando ingrese a guardería y comience a interactuar en distintos ambientes es mejor incorporar esta práctica diaria.

Ahora, puede ser que tu niño disfrutara mucho ese momento del día, ya que era parte de su rutina para dormir, se divertía, era un momento para estrechar lazos o lo que fuera, pero de un momento a otro no parece estar contento con el momento del baño.

O puede ser que tu niño no se muestra entusiasta sobre el baño.

¿Qué puede pasar? Te lo decimos.

bañar al niño

Razones

Lo primero que debes saber es que cada niño es diferente. Cuando un niño adora el baño y de pronto deja de hacerlo puede haberle pasado un accidente que lo sobresaltó, como que le entrara jabón al ojo, el agua estaba muy fría o caliente e incluso pueden haberle dicho algo en algún lado (que hay monstruos, que el agua es mala, etc.). Otra opción es que comenzó la etapa del “no” y sea momento de contradecir a los padres en sus indicaciones.

También puede odiar el baño por el jabón o champú utilizado. Hay algunos que irritan, que le causen escozor, que no les guste como huele o lo que sea, toma en cuenta esto para bañar al niño y experimenta con distintos productos.

Los miedos son otro factor muy importante. El desagüe y el irse a través de él es un miedo muy común; no te burles de ello y explícale con calma que no sucederá.

bañar al niño

Qué hacer

Es importante que cuidas cómo le lavas el pelo, para evitar que entre espuma en sus ojos. Pon su cabeza hacia atrás, usa vaselina en las cejas o incluso usa un jarrito para enjuagare el cabello con el fin de evitar la espuma en sus ojos. También puedes irle enseñando cómo lavarse el cabello él mismo cuando tenga 3 años o más.

Si tu niño se baña solo y de pronto te pide ayuda, puede que extrañe esos momentos de compañía. Platica con él de su día, de qué le preocupa o de cómo se siente, recuerda que es un excelente momento para crear vínculos importantes con tu hijo.

Si su berrinche es porque no quiere dejar de jugar proponle actividades divertidas en el baño como juguetes de hule. Consulta con tu pediatra qué tipo de juguetes recomienda de acuerdo con la edad y forma de ser de tu bebé.

Estos son algunos consejos para bañar al niño, ¿te han sido de utilidad? Cuéntanos.

bañar al niño

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.