Bebés hiperactivos, ¿qué hacer?

bebés hiperactivos

Mucho se habla hoy en día sobre enfermedades infantiles. Fruto de la falta de tiempo o atención de los padres, de los químicos en la alimentación, de los programas de televisión o de la causa que se desee, lo cierto es que cada vez más sabemos de múltiples enfermedades infantiles y su tratamiento.

En este artículo decidimos abordar a los bebés hiperactivos, ¿cómo saber si es tu caso? Te decimos lo necesario.

bebés hiperactivos

¿Qué son los bebés hiperactivos?

La hiperactividad se considera como una perturbación de la conducta. Generalmente son “incontrolables” al presentar insensibilidad hacia los castigos comunes.

Aparentemente se ha incrementado el número de casos de niños y bebés hiperactivos. Te decimos qué tomar en cuenta.

Síntomas

Los niños y los bebés son usualmente “hiperactivos”, pues les cuesta trabajo concentrarse, se mueven mucho y juegan por doquier. Entonces, ¿qué hacen exactamente los bebés hiperactivos que los demás no?

bebés hiperactivos

-Tienen ideas destructivas

-A los 2 años tienen un lenguaje inmaduro

-Reaccionan demasiadoestímulos auditivos

-Tienen dificultades para seguir normas

-Tienen problemas de adaptación social

-Muestran una marcada insensibilidad a los castigos comunes

Estos son algunos síntomas que podrían indicar un caso de bebés hiperactivos. Son solo algunos, así que solo un especialista podrá determinar la gravedad de la situación.

¿Qué hacer?

Si descubres que tienes un bebé hiperactivo puede que te preguntes qué se hace. ¿Cuál es el tratamiento para los bebés hiperactivos? En realidad hay varias opciones.

bebés hiperactivos

La más común es farmacológica, donde se utilizan una especie de sedantes para enfrentar el trastorno. No es lo más recomendable.

Un enfoque mucho más integral es el de modificación de conducta. Se puede hacer un refuerzo de actitudes positivas mediante el trabajo conjunto de los padres de familia, profesores en la escuela, mucha información y, si el caso lo requiere, algún medicamento. De esta forma el pequeño irá concentrándose en una tarea a la vez y mejorará su rendimiento.

Se considera que si se aplica mucha paciencia y educación efectiva los bebés hiperactivos dejan de serlo con el paso de los años. Por ejemplo, mandando el niño a su cuarto antes de asignarle un castigo para reaccionar con más calma, recompensando sus buenos comportamientos e ignorando, en la medida de lo posibe, los negativos, además de asignarle tareas establecidas y programadas para casa y escuela.

Cosas como las rutinas y explicar claramente las expectativas para después premiar las cosas realizadas pueden ser grandes aliadas en el tratamiento de bebés hiperactivos.

Es importante evitar la sobreestimulación en general y especialmente antes de dormir. De esta manera se le permite al bebé o niño asignar etapas y horarios a sus actividades, lo cual puede darle calma y reflejarse en un mejor comportamiento.

¿Estás con un bebé hiperactivo? Cuéntanos.

bebés hiperactivos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.