Cicatrización, conoce más

cicatrización

Cuando sufrimos una herida puede que te preguntes si cicatrizará o no, si puedes hacer algo para que cicatrice más rápido y si una vez cicatrizada habrá forma de modificarla.

Brevemente responderemos algunas preguntas al respecto, comenzando con la forma de cicatrización y datos que ayudan a saber un poco más de este proceso.

cicatrización

¿Qué es la cicatrización?

La cicatrización sucede siempre después de una herida. La cicatrización en sí consiste en que después de esta herida tu organismo comienza a producir fibroblastos que producirán colágeno poco a poco hasta formar un puente sobre la herida, de esta forma la cicatrización permite que el epitelio (tejido generalmente externo del cuerpo) se forme sobre la herida y así pueda reparar el daño.

La cicatriz se ve al principio como una elevación roja, rosada o brillante, aunque después se irá aplanando hasta ser mucho menos notoria.cicatrización

Si la cicatrización produce protuberancias gruesas, como una cuerda, se le llaman hipertróficas, si la cicatriz se vuelve blanca y hundida es atrófica. Una dolencia asociada a este proceso son los queloides, que consisten en un crecimiento excesivo del tejido extendiéndose más allá de la herida inicial y creando masas duras y pardas.

Generalmente se va desvaneciendo con el tiempo aunque lo más común es que nunca terminen de desaparecer.

cicatrización

¿Por qué sucede?

La cicatrización es la forma de tu piel de curarse espontáneamente después de heridas como cortaduras, raspones, quemaduras o llagas.

También aparece después de infecciones (como la varicela), cirugías donde se hagan cortes en la piel y afecciones cutáneas como el acné.

¿Cómo acelerarla?

Ahora que conoces un poco más acerca de la cicatrización, te compartiremos algunos tips para que suceda más rápido:

Consume vitamina A y C. Estas vitaminas ayudan al proceso de cicatrización y se encuentran en los cítricos (toronja, mandarina, limones, etc.), zanahorias, coles y repollos.cicatrización

Consume proteínas. Este consejo suele ser adecuado para los vegetarianos, pues no contar con este elemento puede llevar a cicatrizaciones bastante lentas. Lo ideal es consumir leche, huevo, soya, frutos secos y leguminosas (garbanzaso, lentejas, avena), etc.

Té de tomillo. Puedes tomar 3 tazas al día de una infusión de esta hierba. Haz una cucharada de flores secas por cada taza que tomes.

Leche de avellana, como la soya o la leche de soya, ayudará a que tu cuerpo acelere el proceso.

Si fumas, tienes carencias vitamínicas o estás muy estresado, puede que tu herida tarde mucho tiempo en cicatrizar.

Y si deseas quitártelas por alguna razón puedes acudir a una revisión quirúrgica, dermoabrasión, tratamientos de láser, inyecciones o cremas, pero nosotros recomendamos amar a tu cuerpo como es, incluso con sus heridas de guerra.

cicatrización

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.