Cómo quitar el pecho a tu bebé

Por más que la lactancia materna sea una excelente opción para las niños hasta que este cumpla 2 años, hay ocasiones en las que debemos retirarle el pecho a nuestros pequeños; esta difícil decisión suele suceder sobre todo en madres trabajadoras que ya no podrán estar con sus hijos a todas horas o incluso en madres que tienen otras actividades.

Conoce algunos consejos para que quitar el pecho a tu pequeño no se convierta en un difícil camino.

¿Es bueno quitar el pecho?

Independientemente de la opinión médica y general de que es mejor la leche materna durante sus primeros 2 años, la verdad es que tu bebé puede acostumbrarse fácilmente a tomar otro tipo de alimento, siempre y cuando sea un proceso de acomodamiento y no suceda bruscamente. Quitar el pecho de la noche a la mañana sí puede causar muchas complicaciones, especialmente para ti ya que tus pechos no dejarán de producir leche de golpe e incluso pueden taparse los conductos, todo ocasionando muchos malestares.

Cómo quitar el pecho

A continuación te daremos algunos consejos básicos para quitar el pecho:

Reemplaza poco a poco. Una excelente sugerencia para quitar el pecho es ir reemplazando las tomas por fórmula o tu misma leche pero congelada y colocada en biberón una cada 3 o 4 días, dependiendo. Por ejemplo, digamos que tu bebé toma leche cada 4 horas, entonces un día le reemplazas la toma del mediodía por un biberón, que es como la 3 del día. Tres días después le reemplazas la del mediodía y la de la tarde y así sucesivamente. Si produces todavía mucha leche que sea al día 4 y  si, por el contrario, tienes mucha menos leche, hazlo cada 2 días.

Deja para el final la primera de la mañana y la última de la noche. Tu cuerpo comienza a producir leche en la mañana, por lo que quitar el pecho a esa hora puede ser contraproducente. En la noche lo que sucede es que tu bebé se siente cobijado y duerme mejor.

Mímalo mucho. A veces los bebés no aceptan que les quieran quitar el pecho porque se sienten menos cobijados por su madre. Asegúrate de abrazarlo mucho, cargarlo mucho y hacerle muchos cariños.

Crea un ambiente cómodo para sus comidas, con esto se seguirán sintiendo alimentados con amor, también puedes probar con vasitos entrenadores durante el proceso de quitar el pecho a tu bebé.

Cambia rutinas que antes le decían que “era hora de tomar leche”, por ejemplo, ver una película a las 4 de la tarde donde le dabas el pecho, sustitúyelo con pintar o algo diferente y así vaya perdiendo la asociación y, con suerte, el interés.

Ve poco a poco y no te angusties si ves que tarda mucho en aceptar completamente el destete, mientras se siga sintiendo amado y cuidado, sucederá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.