Costra láctea, ¿qué es eso?

costra láctea

Hay muchas afecciones que le dan a nuestro pequeño y muchas veces nos preguntamos qué debemos hacer, si es grave o no, si es fruto de algún mal cuidado que le estemos dando.

Esta y muchas otras preguntas que pueden surgirte si aparece una costra láctea en su cabecita te las contestamos aquí. ¡No te preocupes más!

¿Qué es la costra láctea?

Definamos primero a qué te estás enfrentando: es una pequeña erupción con apariencia de costra de color usualmente amarillento en la cabeza de tu bebé. A veces aparece también en la zona de las cejas o atrás de las orejas.

Aparece en un 50 o 60% de los recién nacidos hasta los 3 meses, aunque la costra láctea puede extenderse hasta los 3 años (usualmente como reincidencia).

costra láctea

¿Por qué surge?

No es por malos cuidados, por falta de higiene ni por intolerancia a la lactosa.

El factor es únicamente hormonal, pero es un evento muy común en los bebés, el cual, por cierto, no es contagioso de ninguna manera.

Muchos lo conocen como “dermatitis seborreica del lactante” ya que responde a una sobreproducción de grasas, derivado de las hormonas sexuales de la madre (que puede traer también algo de acné, producción de leche e incluso una especie de menstruación de recién nacidos). Con el paso de los meses esta costra láctea irá desapareciendo.

costra láctea

¿Es grave?

No es un problema que necesites llevar al doctor.

La costra láctea desaparecerá por sí sola y el único factor “problematico” es que seguramente tu bebé tendrá acné o dermatitis seborreica una vez adulto, ya que sus glándulas demostraron responder de forma activa a estímulos hormonales.

Fuera de eso, es mejor esperar.

costra láctea

Pero… se ve feo

Si deseas que la costra láctea desaparezca puedes recurrir a algunos “remedios caseros”, en caso de que no funcione puedes ir con el doctor, aunque recuerda que no es malo ni necesitas quitarlo.

Lo que puedes utilizar es vaselina salicílica o aceite de oliva, frotarlo en su cabecita y aclararlo con agua. Después de algunos días puedes utilizar un cepillo para bebés a contrapelo y así retirar suavemente la costra láctea.

Jamás intentes retirar esta costra láctea con las uñas, podrías hacerle lesiones a tu pequeño y atraer infecciones que puedan verse peor.

Si notas pequeños bultitos a la altura de la nuca, son producto de la costra láctea y tampoco son peligrosos, son las defensas de tu pequeño contra los agentes externos de infección. Desaparecerán cuando la costra lo haga (pueden durar unos meses más que esta).

¿Sabías todo esto de la costra láctea?

costra láctea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.