Efecto rebote

efecto rebote

Tenemos un cuerpo diseñado para adaptarse a las situaciones a las que lo enfrentamos. Por ello, es común que después de hacer una magnífica dieta milagro podamos sufrir el temido efecto rebote, efecto yo-yo; el aumento de peso después de una dieta que nos hizo bajar mucho en muy poco tiempo.

Para evitarlo te contaremos qué es lo que sucede y algunos consejos básicos.

efecto rebote

Por qué sucede el efecto rebote

Cuando hacemos una dieta baja en calorías o, especialmente, en nutrientes, nuestro cuerpo siente que está exponiéndose a una escasez. Cuanto más dure esta situación, más se irá reprogramando nuestro cuerpo, ¿cuál es el nuevo programa después? Almacenarlo todo (como en la guerra, donde todos llenaban sus alacenas para asegurarse de que podrían comer por largas temporadas).

Por eso, al terminar la dieta volvemos a comer normalmente y nuestro cuerpo almacena todo lo que recibe para cualquier siguiente “período de escasez”.

efecto rebote

Cómo evitar el efecto rebote

No te preocupes, no todo está perdido. Siguiendo algunos consejos podrás alejarte del efecto rebote:

-Te recomendamos consultar con un nutricionista (nutriólogo), sin duda este especialista sabrá tus necesidades y podría armar una dieta especial para ti absolutamente efectiva y saludable.

-Evita las dietas bajas en calorías o nutrientes, estas son las que más repercuten en tu cuerpo pues pueden hacerte sentir débil o desanimada (si llevas una de estas no hagas ejercicio pesado o podrías afectar seriamente tu organismo).

efecto rebote

Acelera tu metabolismo, come al menos 5 veces al día (huye de cualquier dieta que no haga eso) y con esto le dirás a tu cuerpo que siempre estará abastecido (no almacenará).

-Una vez que hayas terminado tu dieta, haz ejercicio, esta es la mejor manera de evitar el efecto rebote.

-Pero sobre todas las cosas, no hagas una dieta de meses, JAMÁS. O tu cuerpo estará demasiado maltratado para cuando quieras atenderlo adecuadamente; en todo caso elige dietas de una semana o máximo tres para que no comience a acostumbrarse a realizar reservas de tus alimentos.

efecto rebote

Lo mejor es cambiar de hábitos.

Si tu dieta dura una semana o dos e incorpora frutas y verduras, hazla. Pero persiste en el consumo de frutas y verduras una vez terminada. Por ejemplo, nosotros te presentamos en otro post la sopa quemagrasa, esta es muy efectiva incluso si sólo la incorporas para sustituir una comida al día (desayuno, comida, cena, almuerzo o merienda) y puede desintoxicar tu cuerpo de una manera muy saludable.

Lo que no recomendamos es llevarla al pie de la letra muy seguido (ninguna dieta). La mejor manera de evitar el efecto rebote es hacer ejercicio, tener una dieta equilibrada y mejor que mejor sería ir con el nutricionista para ello.

efecto rebote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.