El coche de bebé o la carriola

coche de bebé

Cargar a nuestro niño todo el día no es fácil, por eso podemos usar diversos elementos para ayudarnos y uno de ellos es el coche de bebé. Actualmente hay diversos modelos, estilos, colores y podemos perdernos entre tantas posibilidades, ¿qué debemos tomar en cuenta para comprar el coche de bebé adecuado?

Este artículo te ayudará a resolverlo, conoce más acerca del coche de bebé o carriola.

¿Cuándo puede comenzar a usarlo?

El coche de bebé o carriola puede usarse a partir del día 7 de nacido. Solo asegúrate de colocarlo de lado para evitar complicaciones si vomita o que no pueda respirar bien.

Algunas recomendaciones, sobre todo cuando es muy pequeño, son: no usar cobijas grandes ni almohadones, asegurarte de que no puede irse por la abertura de las piernas y no colocarlo boca arriba ni boca abajo.

coche de bebé

¿Qué coche de bebé necesito?

Las carriolas o coches de bebés vienen en diseños muy diferentes y pueden adaptarse a tus necesidades. Por ejemplo, si vives en la ciudad y te gustan los largos paseos puedes optar por uno que sea resistente y fácil de manejar pues subirás y bajarás escaleras.

Si vives afuera de la ciudad solo tiene que ser ligero y barato.

Otros coches de bebé son los que puedes llevar al correr o hacer excursiones, son amplios y no plegables pero sus grandes llantas hacen que el bebé no sienta las irregularidades del terreno.

Considera estas posibilidades para decidirte.

coche de bebé

Elementos imprescindibles del coche de bebé

No importando qué modelo elijas, debe:

Ser seguro. Un cinturón de seguridad es imprescindible, cuantos más puntos de sujeción tenga, mejor. Lo común es que se sujeten alrededor de la cintura, entre sus piernas y en los hombros. Estos puntos deben estar muy acolchados y ser fáciles de abrir para ti.

Tener excelentes frenos. Pruébalos, debe pausar por completo cuando los actives.

Ser fácil de manejar. La facilidad de maniobra es muy importante para la interacción con tu bebé, busca un coche de bebé con ruedas pequeñas giratorias para maniobrarse fácilmente o grandes y anchas para amortiguar las subidas y bajadas.

coche de bebé

Tener un excelente mecanismo de seguridad. No debe plegarse por error.

Tener toldo. Si te gusta pasear hay que evitar el fuerte calor o sol, la lluvia, el viento fuerte y el frío. De cualquier manera un toldo en el coche de bebé te ayudará a que tu bebé esté mejor protegido.

Ser seguro al tacto. Revisa que no tenga bordes afilados o irregularidades que puedan lastimar a tu bebé.

También te recomendamos que sea fácil de limpiar (sea tela para echar en lavadora), tenga un asiento reclinable y la altura del manubrio te quede a la cintura o solo un poco más abajo. Una cesta también puede ser muy práctica para echar las compras o lo que tu bebé necesite.

¡Suerte en tu compra!

coche de bebé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.