¿Qué hacer en lugar de gritar a los niños?

gritar a los niños

¿Has escuchado de lo malo que es gritar a los niños? Todos lo escuchan, pero a veces no sabemos por qué es malo y menos qué hacer al respecto.

En este artículo te contamos por qué no es la mejor idea y qué puedes hacer al respecto.

Gritar a los niños

Le diste una orden a tus hijos y no te hacen caso. O vienes estresada del trabajo y tus pequeños te hacen solicitudes que involucran más energía de la que tienes, los rechazas y te siguen insistiendo “sin parar”. Quizás necesitas hacer énfasis sobre su mal comportamiento, porque rompió algo que pertenecía a la vecina…

gritar a los niños

En cualquiera de estas situaciones (y muchas más) gritar a los niños se vuelve nuestra primera opción. Pero, no es la mejor manera ni la más efectiva para educarlos.

¿Por qué y qué podemos hacer en lugar de ello? Te lo decimos aquí.

Por qué es malo gritar a los niños

Hay tres cosas que debemos saber sobre gritarles a nuestros hijos y por qué no es adecuado.

Se acostumbra a ello. Al principio puede ser útil gritarle a tu hijo cuando no te hace caso. Pero llega un punto donde se acostumbra y dejará de hacerte caso cuando recurras a los gritos, peor si se vuelve tu forma de hablarle, porque ya no te escuchará en ningún momento.gritar a los niños

Cree que es la forma de comunicarse. Tú eres su modelo a seguir en la gestión de conflictos. Si le gritas muy seguido o siempre que te enojas, creerá que la forma de actuar es gritando y lo reproducirá en su vida, te gritará a ti y le gritará a los demás.

Asustan y alejan a tus niños. Los niños sienten que los gritos es no tenerles respeto. Además, se sienten mal y los gritos, para ellos, borra todo lo positivo que puedan haber hecho. En un futuro, estas características pueden llevarlos a la depresión.

Entonces… ¿qué hacer?

Ahora que sabemos por qué no hacerlo, ¿cómo cambiarlo?

Lo primero que necesitas es comprometerte. Dejar de gritar a los niños exige identificación de las emociones y su posterior autocontrol. Además, mucha paciencia porque, después de todo, son niños (o adolescentes).gritar a los niños

Primero busca el contacto. Necesitas contacto visual o corporal (como tocarle el hombro), porque tu hijo estará concentrado en su tarea (por ejemplo, jugar a la consola) y no te escuchará en un primer momento, igual que te pasa a ti cuando estás haciendo algo.

Usa un lenguaje claro y calmado. Sé muy firme y habla con suficientes pausas entre palabras para que te entienda con claridad:”Apaga la televisión y ve a tu cuarto a recoger tus juguetes, ahora mismo”. Evita preguntarle cosas como “¿Te parece bien que estés ahí sentado?” o sarcasmos, no tendrán el efecto que quisieras.

Deja en claro las consecuencias. Saber qué castigo tendría hace que no los impongas de último momento, evitando que lleguen a ser exagerados.

Si un día le gritas y sabes que no debiste haberlo hecho, pídele disculpas con madurez. Con esto aprenderá que está bien equivocarse, pedir perdón y dar nuevas oportunidades.

gritar a los niños

Deja una respuesta

Captcha *