Jabón de azufre: cómo y cuándo usarlo

jabón de azufre

El jabón de azufre tiene un fuerte olor que quizás te haya persuadido de utilizarlo, esta es una terrible idea.

En realidad este jabón puede ser un excelente aliado en tu rutina de belleza pues tiene propiedades exfoliantes que tu rostro agradecerá ya que te hará lucir más bella con una piel limpia de grasa y sin granitos, aquí te explicamos cómo utilizarlo.

jabón de azufreJabón de azufre

El jabón de azufre está compuesto, como su nombre lo dice, de numerosas cantidades de un polvo amarillento que es el azufre, del cual se desprende un fuerte olor muy desagradable. Además de ello este jabón contiene ácido salicílico, útil en la eliminación de afecciones en la piel.

Esto nos brinda, en conjunto, un jabón que tiene propiedades antiinflamatorias, astringentes, desintoxicantes y desinfectantes, por ello los dermatólogos lo recomiendan como aliado para lidiar con el molesto acné o cutis muy graso.

jabón de azufre

Usos

El jabón de azufre es auxiliar en algunos padecimientos como:

Psoriasis: en esta enfermedad se puede aplicar el jabón sobre el área afectada y ayuda a reducir las molestias, incluso puede llegar a apreciarse una leve mejoría en la apariencia, esto es debido a su acción desinfectante.

Dematitis seborreica: Esta afección de la piel provoca la formación de escamas, el jabón de azufre ayuda a eliminarlas debido a su acción antiinflamatoria.

Acné: El uso de este jabón contra el acné es muy conocido. La razón es que reduce la producción de sebo del cutis y elimina la grasa de la epidermis, además de ser efectivo para reducir la producción de las bacterias que derivan en acné y puntos negros.

jabón de azufre

Cómo utilizarlo

Si tienes piel seca te recomendamos usarlo una vez cada dos días o menos, ya que este jabón elimina la grasa exterior de tu cutis y en este tipo de piel puede ser contrapoducente y afectar tu rostro.

Si tienes piel mixta o grasa lo mejor es usarlo una vez al día. En casos especiales como desear eliminar espinillas, granos o una piel muy grasa se puede usar en la mañana y en la noche.

La mejor forma de utilizarlo es lavarse la cara con agua tibia para dilatar los poros o usar vapor para este mismo fin, después formar espuma con las manos y aplicar esta espuma sobre la zona afectada (la zona T o todo el rostro si se es de cutis graso), dejarlo que actúe y después de algunos minutos retirarlo con agua tibia.

Si notas algún efecto secundario como enrojecimiento de la piel o la sientes muy tirante reduce el uso del jabón de azufre, puede ser que lo uses cada 2 días o incluso una vez a la semana.

jabón de azufre

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.