La televisión y los niños, qué hacer

televisión y los niños

En otro artículos hablábamos sobre los videojuegos y los efectos que puede tener en tu hijo (que, bien utilizados, pueden ayudar a adolescentes y niños mayores de 7 años, a desarrollar diversas habilidades).

En esta ocasión hablaremos sobre la televisión y los niños, ya que esa es otra pantalla que se encuentra dentro de la vida diaria y debemos manejar. Te decimos lo más importante al respecto.

televisión y los niños

La televisión y los niños

Lo cierto que es la televisión suele formar parte de la vida cotidiana, ya sea para informarnos con las noticias, entretenernos con películas o divertirnos con caricaturas, la mayor parte del mundo dedica muchas horas a estar frente a esta pantalla.

¿Y los niños? ¿Les es perjudicial ver la televisión? ¿Pueden diferenciar la realidad de la ficción? En este artículo te hablamos de los puntos más importantes respecto a la televisión y los niños.

Efectos en su desarrollo

Mucho se ha hablado acerca de la televisión y los niños respecto al área visual. Y es cierto. Además de que ver la televisión con un acercamiento mayor a 2 metros de distancia puede exponerlos a daños en sus ojos debido al electromagnetismo y falta de enfoque, ver programas antes del primer año ocasiona que el cerebro perciba las imágenes en dos dimensiones, en lugar de en tres dimensiones, como en la vida real. Esto puede ser confuso para el cerebro y el desarrollo de esta habilidad.

televisión y los niños

Efectos sociales

El tiempo que pase tu hijo frente a la televisión es tiempo que no está dedicando a otras actividades, mucho más enriquecedoras.

Por ejemplo, tiempo de interacción, con otros niños o al menos con variados objetos.

Tiempo de movimiento, fomentando el sobrepeso, ya que la televisión en sí misma es siempre un fomento al sedentarismo, lo cual es peligroso si se añade el consumo de alimentos llenos de calorías frente a la pantalla.

televisión y los niños

Algo muy importante sobre la televisión y los niños es el contenido, porque aún con filtros para adultos, programación “infantil” y el uso de solo ciertos canales, hay contenido violiento, sexual, con estereotipos de rol de género, de etnias, alcohol e incluso podemos encontrar referencias a las drogas en todo tipo de programas. Los niños no saben la diferencia entre la realidad y la ficción (aunque en el noveno mes empiezan a desarrollarlo), por lo que pueden percibir este contenido como “normal” y así incorporarlo a sus comportamientos y actitudes con el resto del mundo.

La forma de evitar estos perniciosos efectos, lo que puedes hacer respecto a la televisión y los niños es brindarles mútiples actividades para entretenerse y mantener siempre abierto el canal de comunicación, así podrán platicar sobre lo que aprende y cómo funciona en realidad en el mundo.

televisión y los niños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.