Leuconiquia o manchas en las uñas

leuconiquia

La leuconiquia es una forma muy complicada de decirle a las pequeñas manchas blancas en las uñas que todos hemos tenido alguna vez.

En este artículo te contamos qué son, por qué salen y cuándo debes preocuparte por ello.

leuconiquia

Leuconiquia

Las uñas son una superficie dura que crece periódicamente y se encuentran en las extremidades (como manos y pies). Su labor es mantenernos protegidos de lesiones o golpes.

Cuando en las uñas aparecen pequeñas manchas blancas se le llama leuconiquia. Hay varios tipos y aunque muchas veces se ha adjudicado a la falta de calcio (o exceso), en realidad la leuconiquia surge por razones más sencillas de descubrir.

leuconiquia

Tipos de leuconiquia:

Difusa. Este tipo de leuconiquia es muy especial, es muy raro que se presente y es hereditario. La uña aparece toda blanca.

Blanca. Esta es cuando aparece una coloración blanquecina y opaca de las uñas. Usualmente surge debido a traumatismos (lesiones).

Punteada. En los niños es de lo más normal que les aparezcan pequeños puntos blancos u opacos porque derivan de golpes realizados con las uñas.

Transversal o estriada. Cuando surgen numerosas líneas paralelas blancas u opacas se llama de esta manera. Lo común es encontrarlo en mujeres debido a una manicura agresiva o en los pies (el dedo gordo sobre todo) por calzado muy apretado.

leuconiquia

¿Por qué sucede?

La uña va creciendo desde la parte interna, a este proceso se le llama queratinización. Cuando tienes alguna lesión (traumatismo) o golpe se manifestará por medio de la leuconiquia y se notará cuando la uña crezca lo suficiente. De hecho cuando ves cualquiera de estos rasgos (puntos, líneas o manchas) usualmente habrán pasado al menos unas semanas de sucedida la lesión.

Las causas de la leuconiquia son variadas y sencillas: hacer manualidades, realizarte manicuras agresivas, golpetear la mesa con la uña o haberte golpeado una uña contra cualquier cosa puede ser razón suficiente. Es probable que la falta de vitaminas específicas como A, hierro o zinc hagan que tus uñas sean muy frágiles. Esto las vuelve más propensas a este padecimiento, pero no es grave.

Lo normal es que las manchas o líneas se desplacen con el crecimiento de la uña, si es así no te preocupes y podrás cortarlo cuando haya crecido lo suficiente.

La única lesión que podría ser preocupante (aunque rara vez grave) es cuando este tipo de manchas o líneas no desaparecen por más que la uña siga creciendo, en ese caso se recomienda ver a un doctor, aunque lo más probable es que lo aluda a la leuconiquia y no prescriba tratamiento.

leuconiquia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.