Los dulces para bebé: cuándo y cuánto

dulces para bebé

Los niños tienen un alto deseo de consumir azúcar, eso es muy conocido. También que un exceso del mismo les provoca hiperactividad por el exceso de energía, pero ¿cuándo es buena idea que nuestro bebé comience a comer dulces?

Te explicamos lo que debes saber al respecto sobre cuándo presentar los dulces para bebé.

dulces para bebé

Dulces para bebé

Principalmente debes saber que considerar dulces para bebé es perjudicial, ya que tienen calorías vacías y en realidad lo que tu bebé necesita es llenarse de nutrientes que le ayuden a desarrollarse de forma benéfica.

Estas calorías vacías de los dulces están llenas de azúcar, harina, nata, grasas lácteas, manteca, aceite de coco y aceite de palma, cuando los dos últimos son terribles para las arterias pues favorecen que se acumule la grasa.

Si piensas que puedes considerar dulces para bebé hazlo a partir del primer año, aunque si puedes retrasarlo hasta el segundo sería una opción ideal. Esta edad es más adecuada pues gastan mucha más energía y puede ser que consuman más el azúcar ingerido.

dulces para bebé¿Qué dulces para bebé debo evitar?

No les des, de ninguna manera, dulces duros como mentas o pastillas antes de los 4 años. Esto sucede porque no se disuelven y podría atorarse en su garganta que aún es pequeña. Después de los 2 años o 1 los dulces para bebé que no le causan ningún daño pueden ser como el chocolate que se derrite.

Dulces para bebé más adecuados

Si deseas que tu bebé o tu pequeño consuma algún dulce porque te lo pide puedes darle helado, pudín o gelatina, que contiene calcio o grenetina o incluso frutas ya que la uva, manzana y mango son muy dulces y saciará sus ansias de azúcar.

Si te lo llega a solicitar no se lo niegues, solo explícale diversas reglas como “chocolate solo los fines de semana” o enseña por medio del ejemplo, esto es fácil solo no comiendo dulces frente al niño para que no tenga deseos de pedírtelo.

dulces para bebé

¿Por qué los dulces para bebé son perjudiciales?

Puedes creer que no pasa nada si les das algunos dulces a tu bebé, sin embargo, no es recomendable porque no aportan ninguna vitamina, si hay mucho azúcar se vuelve grasa y cuando hay exceso de grasa desarrolla una tendencia a la diabetes y sobre todo a la obesidad.

Una excelente forma de evitarlo es no poniéndole azúcar o sal a la comida en sus primeros años, así se irá acostumbrando al sabor natural de las comidas y te exigirá menos aditivos.

dulces para bebé

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.