Lunares cutáneos

lunares cutáneos

Todos tenemos lunares cutáneos.

Algunas personas muchos más y otras algunos no tan típicos. Hay muchos de los cuales debe uno cuidarse incluso, por eso te hemos traído este artículo para que conozcas en qué consisten y qué debes de cuidar de los lunares cutáneos que tengas.

 

lunares cutáneosQué son los lunares cutáneos

Los lunares cutáneos son el resultado de las células que pigmentan la piel cuando crecen en grupos (estas células se llaman melanocitos) y en el campo de la dermatología se le llaman “nevos”.

Al menos 10 lunares cutáneos están presentes en todas las personas, estos pueden ser negros, rojos, rosas o marrones, de forma redonda u ovalada y planos o elevados (como en relieve). Lo usual es que no sean más grandes que el borrador (goma) de un lápiz.

Los lunares cutáneos aparecen en la piel, labios, boca, uñas o genitales, cualquier lugar del cuerpo es propenso a su aparición y normalmente sucede hasta los 20 años.

lunares cutáneos

Prevención

Los nevos displásicos (lunares atípicos) siempre necesitan mucha atención, este tipo de lunares deben ser revisados por un dermatólogo y se recomienda que los veas con detenimiento en casa, las personas con más riesgo de desarrollar esta clase de lunares atípicos y que se desarrollen en melanomas (cáncer de piel) son aquellas que tienen más de 40 años y acaban de aparecerles.

Para revisar en casa observa con atención el ABCD de los lunares cutáneos:

Asimetría. Debes poder marcar una línea por el centro de tu lunar y que tenga dos mitades idénticas (o casi idénticas)

Bordes. Es peligroso que tu lunar se vea como “mal definido” o que sus bordes sean irregulares, si no es como un círculo y parece huevo estrellado es mejor revisarlo.

lunares cutáneos

Color. Si tu lunar cutáneo no es de un solo color sino de varios, mejor ir al dermatólogo.

Diámetro. Lo normal en los lunares que sean menores a 6 milímetros de diámetro, debes revisarlos por si crecen súbitamente.

La revisión de tus lunares la hace un dermatólogo con un dermastocopio, es una lupa que magnifica tus lunares para obtener una imagen precisa y completa. De esta forma se podrá dar una idea de si son riesgosos o no.

Si tu lunar tiene pelos, no significa nada, la cultura popular ha dicho que son “malignos”, pero esto no es cierto.

Los lunares en manos y pies tampoco suelen ser malignos, se revisan como cualquier otro y se diagnostica con base en sus características y no en el lugar donde están.

Esperamos que este artículo te sea de utilidad.

lunares cutáneos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.