Madres primerizas

madres primerizas 2

¡Felicidades! Tienes un bebé en tu vientre. Si eres de las madres primerizas y no te habías enfrentado a ello, hay algunos errores que cometemos por no estar enteradas. ¡Que no te pase! Te contamos qué hacer.

madres primerizas 3

Durante el embarazo de las madres primerizas

-Es normal el vómito y la náusea. Hasta la semana 12 tendrás estos desagradables síntomas pero las madres primerizas a veces no lo saben.

Te sentirás cansada. También es normal que tengas mucho sueño y te agotes rápido, tu cuerpo está preparándose para el parto.

No fumarás. Esto es nocivo para tu bebé, las madres primerizas pueden no saberlo pero podría causar partos prematuros y daños en su sistema nervioso central.madres primerizas 1

No tomarás alcohol. Cada sorbito de alcohol que tomes, lo toma tu bebé; puede causarle trastornos de por vida, muerte fetal o aborto espontáneo.

No tomarás café (o muy poco). No sólo para las madres primerizas, esta bebida aumentará las náuseas o vómitos y si se ingiere causa acidez y pesadez, lo mejor es evitarlo.

Harás ejercicio. Si es suave te ayudará a mantenerte relajada, equilibrada y ayudará al momento del parto.

Puedes hablarle a partir del 4 o 5 mes, ya te escuchará. Y después de este período es poco probable que pierdas a tu bebé.

madres primerizas 4

Después del embarazo

¡Ha nacido tu niño! Como madres primerizas cometemos muchos errores:

Limpieza extrema. Tu bebé necesita estar en contacto con algunas bacterias para desarrollar sus defensas. Con una higiene adecuada se desarrollará perfectamente.

Interferir en sus ciclos de sueño. Las madres primerizas pueden querer absoluto silencio cuando el bebé duerme, esto no es adecuado. Debe acostumbrarse a dormir con el ruido de fondo de la lavadora o de pláticas, tampoco cierres sus persianas si duerme de día, así se adaptará al ciclo luz-día, oscuridad-noche.

Abrigarlo como en el polo norte. Los bebés deben regular su temperatura. A menos de que tenga sus manitas o pies fríos, está bien. Abrigarlo demasiado aumenta el riesgo de muerte súbita o parto prematuro, no permitas que sude su cuello o cabecita.

madres primerizas

Dejarlo llorar. En los primeros meses se crean vínculos afectivos. Estar ahí cada vez que llora le demuestra que sus padres estarán ahí cuando los necesite.

Raparle la cabeza. Este es un error común en madres primerizas. Le quitaría calor corporal y el cabello no le crecerá más fuerte.

Desobedecer al pediatra. Todo cambia con el tiempo. Las madres primerizas prefieren hacerle caso a su propia madre, está bien siempre y cuando no contradiga las indicaciones del pediatra.

Bañarlo todos los días. Es contraproducente, con limpiarlo bien al cambiarle el pañal y mantener sus manitas limpias, bañarlo 2 o 3 veces a la semana es más que suficiente.

Esperemos que te sirvan, recuerda relajarte, leer un buen libro, escuchar música o lo que sea necesario para que estés tranquila y atiendas excelentemente a tu bebé.

madres primerizas 6

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.