Meditación, ¿cómo se hace?

meditación

La meditación ha cobrado relevancia dentro del ámbito occidental. Y aunque se había contemplado por muchos años como la vía espiritual para alcanzar la trascendencia, diversos estudios científicos han demostrado su utilidad dentro de nuestro organismo.

¿Te parece que piensas demasiadas cosas al día?, ¿te agobian tus vertiginosos pensamientos? Si es tu caso, la meditación es para ti.

¿Qué es la meditación?

La meditación reside en conectarte con tu cuerpo y tu mente en este preciso momento. Usualmente vamos hacia el futuro (ansiedad) o hacia el pasado (depresión), pero la meditación consigue paz interior al calmar tu mente y sus pensamientos.

Ayuda a fomentar el autocontrol (puede ayudar a dejar de fumar), baja la presión arterial, es antidepresivo, mejora el funcionamiento digestivo y disminuye el estrés, lo cual deriva en mejorar las relaciones con nosotros mismos y quienes nos rodean.

Eso sí, los estudios han demostrado que los síntomas benéficos de la meditación son visibles a partir del día 21, aproximadamente.

meditación

¿Cómo se hace?

La meditación es un método de relajación que hemos mencionado en otros artículos; sin embargo, si deseas una transformación es importante que también incorpores cambios en tu estilo de vida como comer sano, dormir bien y hacer ejercicio.

Para realizar la meditación con la paciencia, constancia y dedicación que se debe tener, estos consejos te serán de ayuda:

-Comienza con el lugar. Es mejor que sea un ambiente tranquilo donde estés al menos 5 minutos sin interrupciones con luz suave y música tranquila.

meditación

Apaga dispositivos. Los celulares, televisión o computadora pueden ser un pésimo distractor, es mejor que pongas música relajante en ellos o los apagues.

Cierra los ojos. Puedes dejarlos abiertos y concentrarte en algún objeto, pero recomendamos más cerrar los ojos y tratar de visualizar un punto entre ambos ojos.

Concéntrate en tu respiración notando cómo tu estómago se infla y desinfla al inhalar y exhalar, puedes hacer uso de mantras (vibraciones mediante sonidos, frases o palabras), imágenes mentales como velas o crear tu propio refugio donde hacer la meditación (pradera, playa o un bosque).

No te preocupes por el ruido interno y externo. Tendrás miles de pensamientos, lo importante es dejarlos pasar, no juzgarlos ni “participar” en ellos. Poco a poco irás acostumbrándote a soltarlos y solo observarlos. En cuanto al ruido externo, este no debe afectarte (como carros o perros).

-Después incorpóralo a tu rutina, siempre es mejor a primeras horas de la mañana, puedes comenzar con 5 minutos y después ir aumentando hasta llegar a 30 minutos al día, intervalo ideal para tu cuerpo.

¿Meditas?

meditación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.