Natación para bebés, ¿es adecuado?

natación para bebés

La natación para bebés, o matronatación, es una forma de acercar a los pequeños al agua desde muy temprana edad.

Aunque hasta hace varios se consideraba que lo adecuado para los niños era entrar hasta los 4 años a la piscina, hace poco se han cambiado las especificaciones pues los beneficios de acercarlos al agua son bastante favorables.

natación para bebés

¿Qué es la natación para bebés?

La matronatación consiste en la estimulación acuática del bebé por medio de diferentes juegos para flotar y moverse mediante el apoyo y orientación de los padres. Es una manera de fomentar el desarrollo de tu bebé en diversas áreas de crecimiento.

La natación para bebés requiere la presencia de los padres en todo momento, ello fortalece el vínculo afectivo entre ambos; estas clases de natación para bebés dura entre 30 y 45 minutos dependiendo de la resistencia y actividad de tu bebé. Dentro de estas clases se utilizan pelotas o tablas para aumentar las actividades.

natación para bebés

¿Cuándo comenzar la natación para bebés?

La natación para bebés o matronatación es recomendable después de los 4 meses de edad, esto sucede porque el sistema inmunológico se ha desarrollado mucho más y se pueden evitar las infecciones en los oídos o cualquiera de estas relacionadas con la humedad. Si la piscina no puede moderar la temperatura del agua se recomienda que sea hasta los 6 o 7 meses para que tu bebé esté realmente cómodo.

De cualquier manera se recomienda que comiencen antes del año porque así se adaptarán más rápido al medio acuático.

¿Cuáles son los beneficios?

La natación para bebés tiene diversos aspectos favorables que vale la pena tomar en cuenta como:

Enriquece el vínculo afectivo entre el bebé y sus padres. Ya sea que en ocasiones sea la madre y otras el padre o que ambos estén presentes (o quizás solo uno), la experiencia de compartir este momento mejorará la relación cognitiva, las reacciones innatas e instintivas entre el niño y sus papás por la cercanía de esta actividad.

natación para bebés

Mejora el desarrollo psicomotor. Como tu bebé aún no puede caminar, moverse en el agua le ayudará a tener nociones de desplazamiento además de ejercitar su flexibilidad, coordinación, agilidad y fuerza muscular. Es realmente benéfico para la coordinación motriz.

Fortalece el sistema cardiorespiratorio. Esto sucede porque se fortalecen los pulmones y el corazón ayudando a la oxigenación de la sangre.

Recomendaciones en la natación para bebés

-Lo mejor es no realizarlo en horas de comida o siesta para que no interfiera sus ciclos que recién está aprendiendo.

-También es ideal irlo acostumbrando en la bañera de la casa con agua un poco menos tibia cada vez mientras lo sostienes y le vas echando pequeñas gotas en su cabecita y sin tomarlo del cuello o espalda.

natación para bebés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.