Negociar con el hijo adolescente

negociar con el hijo adolescente

Cuando nuestro hijo llega a la adolescencia, todo lo que creíamos saber sobre la maternidad se vuelve un terreno nuevamente desconocido.

¿Qué hacer si no me hace caso? ¿Cómo hago que me escuche? El pequeño que había aprendido sobre límites y juegos ya no es el mismo y parece dispuesto a “enfrentarte” en todo momento. ¿Qué puedes hacer?

Te decimos cómo negociar con el hijo adolescente.

negociar con el hijo adolescente

Negociar con el hijo adolescente

Nuestro hijo ya no es un niño, tiene muchos más conocimientos y por lo mismo puede entender ideas mucho más complejas y abstractas. Es, por lo mismo, un buen momento para hacerlo reflexionar sobre ciertos valores esenciales como son la responsabilidad y el respeto.

Siempre se dice que todo empieza en casa, por ello hablaremos sobre cómo negociar con el hijo adolescente, ya que es una excelente primera forma de acercarse al mundo desde una actitud completamente diferente que lo ayudarán a convertirse en un ciudadano de provecho.

Cómo hacerlo

Son muchas las cosas que debemos tener en cuenta al momento de negociar con el hijo adolescente, pero intentaremos resumirlas y explicarlas en este artículo.

negociar con el hijo adolescente

Escuchar. Posiblemente es uno de los pilares para que las negociaciones tengan éxito. Por más descabellado que te suene ir a nadar desnudos en una presa cercana, debes guardar silencio y dejar que se exprese, analizando con qué se compromete y evaluando las consecuencias de lo solicitado. De esta forma puedes pedir respeto y ser escuchado cuando llegue tu momento de hablar (también presta atención al lenguaje no verbal).

Prepararte. Una vez que conozcas qué es lo que estará en negociación (la graduación, salida muy tarde, viaje con amigos, etc.) decide qué deseas conseguir con ello (que llegue temprano, que no se exponga, que cumpla con sus tareas ,etc.) y qué ofrecerás a cambio (dejarlo ir al viaje, que pueda irse a dormir con la amiga en lugar de lo solicitado, etc.). Es momento y edad para hacer más flexibles las norma y reglas que ya existían, especialmente aquellas que le competen a él.

negociar con el hijo adolescente

Sé firme. Al momento de fijar un límite explica el por qué y no cedas después para complacerlo. Si entiende la razón aprenderá a reflexionar sobre sus acciones.

Reconoce  a tu hijo. Ya no es tu niño y no se trata de ver “lo que hace o logra”, sino reconocerlo como persona. Habla con él como si fuera alguna otra persona y así podrás tener una visión objetiva sobre él, permitiéndote tomar decisiones más acertadas.

ANTE TODO debe reinar un ambiente respetuoso, positivo y propositivo, en caso contrario no se podrá negociar con el hijo adolescente.

Estos consejos sabemos que son todo un reto, ¿lo haces ya con tus hijos?

negociar con el hijo adolescente

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.