Obesidad: toda la verdad

obesidad

La obesidad es una epidemia, como tal ha sido designada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), llamándola “la epidemia del siglo XXI”.

¿Cuándo debemos preocuparnos y cuándo no es relevante? En este artículo te hablamos más acerca de esta enfermedad, tratamientos  y el error más común.

Conócelo.

obesidad

¿Qué es la obesidad? ¿Y el sobrepeso?

Hay un factor muy importante que rara vez tomamos en cuenta: el sobrepeso es una enfermedad igual de preocupante que la obesidad. ¿Por qué y qué es eso? El sobrepeso indica que estás por encima del peso recomendado para ti según tu estatura, complexión y género, lo cual puede no ser preocupante en sí mismo, ya que unos kilos de más pueden ser un exceso menor; sin embargo, suele ser la ventana a padecimientos más graves como una obesidad que pasa totalmente desapercibida y malos hábitos alimenticios.

La obesidad como tal es la acumulación excesiva de tejidos adiposos en el cuerpo, el cual suele ser acompañado de graves deficiencias de salud como problemas cardiovasculares y otros padecimientos. Se considera que un índice de masa corporal igual o superior a 30 es un claro indicador de padecer esta epidemia.

obesidad

Cómo calcularlo

Aunque el Índice de Masa Corporal (IMC) es una forma segura para darnos una idea sobre nuestra salud, hay elementos que debemos tomar en cuenta.

En teoría, el IMC se calcula con facilidad.

Solo necesitas dividir tu peso en kilos entre tu altura con la medida en metros, al cuadrado: kilogramos / altura en metros al cuadrado.

Por ejemplo, si midieras 1.68 y pesaras 70 kilos la división sería: 70 / (1.68 x 1.68)  y el resultado es: 24.80

Se consideraría un peso “normal” pues está muy por debajo de los 30, considerados obesidad; sin embargo, hay que tomar en cuenta cosas como la complexión del individuo, si hace ejercicio de forma regular (pues los músculos aumentan el peso corporal) y el tipo de alimentación que consume.

obesidad

¿Cómo curarlo? Errores

La única forma de erradicar la obesidad de tu vida es mediante una vida saludable.

Reducir al mínimo los alimentos ricos en grasa, azúcares y sal, que no tienen ningún nutriente para tu cuerpo, es esencial. Así como incorporar ejercicio en tu vida, aunque sean pequeños movimientos que erradiquen el sedentarismo, tales como subir las escaleras, caminar en lugar de usar el carro y actividades de este tipo.

El error más común es querer eliminar la obesidad haciendo ejercicio, ya que si no es acompañado con un cambio de estilo de vida (alimentación sana y alejarse del sedentarismo habitual) no durarán mucho los efectos de este “tratamiento”.

La alimentación es posiblemente el elemento más pertinente para combatir esta terrible epidemia.

¿Sabías esto de la obesidad?

obesidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.