Piel suave

piel suave

Salen y salen cremas que prometen darnos esa piel suave que tanto deseamos y no sabemos si comprar la vigésima quinta que juran que sí funciona… ¿será? ¡No te preocupes! Te pasamos algunos tips y consejos para conseguir esa piel suave, ¡no es tan complicado!

Cómo tener una piel suave

Si queremos una piel bonita y suave tenemos que cuidarla siempre, comenzando con no tallarla ni restregarla con la toalla pues esto la envejece y se resiente (lo cual se nota).

piel suave

-Lo más importante es siempre mantenerte hidratada. Lo mejor es conseguir cremas, aceites o lociones que tengan vitamina E pues ayudarán mucho a tu piel, puedes ponértela después de bañarte (los poros están abiertos y recibirán mejor la crema), antes de dormir (tu cuerpo la absorberá por la noche) o antes de cualquier momento especial. También hidrátala por dentro tomando mucha agua (8 vasos de agua o más al día).

piel suave

Come frutas y verduras, la mejor manera de obtener las vitaminas que necesitas (que también vienen en las cremas pero no se absorben igual) es esta. Especialmente el pescado, la zanahoria, espinacas, espárragos y tomates. Todos estos tienen vitamina E, lo cual se reflejará en tu piel suave.

piel suave

-Hablando de cuidarla, no olvides jamás el bloqueador solar, los bebés tienen esa piel tan suave porque no han estado expuestos a los rayos UV, imítalos con productos bloqueadores pues el sol es enemigo de la piel suave causándole escamas y resequedad.

piel suave

Aprovecha las noches. A lo que nos referimos es que humectarla por las noches se nota mucho en las mañanas y a lo largo del día. Si hay zonas muy ásperas como los codos, las rodillas o donde sea puedes poner el agente humectante (crema, loción, aceite), luego taparlo con medias o guantes (no muy ajustado) y dejar que haga su trabajo. Notarás tu piel suave como bebé en las mañanas. También debes dormir bien, lo cual deja resultados inmediatos.

piel suave

Maneras caseras de tener una piel suave

-Una forma de exfoliación (las del rostro las tenemos aquí) es mezclar 2 cucharadas de miel, 2 cucharadas de azúcar morena y medio limón. Frótalo en todo tu cuerpo por 5 minutos, después retíralo con agua tibia y seca suavemente con una toalla suave.

-Antes de acostarte puedes humectar tu piel con 1 cucharada de aceite de oliva y 1 de aceite de vitamina E. Es una forma estupenda de humectar que ayuda contra los daños de los rayos del sol durante el día.

-Los mejores aceites son los de almendras, rosa mosqueta, coco y oliva.

Esperamos que te sirvan mucho estos consejos, ¡cuéntanos si te sirvieron!

piel suave

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.