¿Qué son las tisanas?

tisanas

En otro artículo te hablábamos sobre los infusores (puedes consultarlo aquí: ¡Usa infusores!), pero, ¿sabes cómo preparar las hierbas? Algunos les llaman “tisanas”, otros infusiones e incluso le dicen “té” a toda bebida caliente, así que te contaremos lo que debes saber acerca de todo esto, comenzando por la diferencia entre infusiones y tisanas.

¡Conoce más!

tisanas

¿Qué son las tisanas?

Debemos comenzar por el principio, así que te diremos qué son las tisanas.

En realidad las tisanas y las infusiones tienen una ligera diferencia, que se vuelve importante cuando nos volvemos conocedores, ya que esta distinta forma de preparación influye en el sabor, la temperatura y por supuesto cómo pedirlo en algún lugar especializado.

Entonces, las tisanas se hacen con agua que hierve. Incluso hay algunas tisanas que se realizan dejando las hierbas en ebullición por varios minutos para que se liberen todos los componentes de las plantas utilizadas.

Es importante saber que las infusiones usan agua muy caliente que no llega al hervor. Esta agua se coloca sobre las hierbas (flores, granos u hojas secas) y se deja reposar para que suelten el sabor, siempre tapada, después se filtra (si no usaste infusores) y se puede tomar. Los ejemplos más clásicos de las infusiones son el té, manzanillo, café o mate.

tisanas

¿Y el té?

El té solamente pertenece a las variantes que se extraen de la planta camellia sinensis y solo son cuatro: rojo, negro, blanco y verde. Fuera de estos tipos de té, los demás son infusiones o tisanas, que quizás signifiquen, más que un sabor, un método de preparación.

¿Por qué hacerlas?

Ahora que sabes qué son las tisanas, quizás te preguntes qué tipo de plantas se pueden combinar y para qué.

En este punto es donde se debe revisar la forma de tomar estas bebidas calientes. Las bolsitas que se venden en el supermercado traen ciertas propiedades de las hierbas que tomas (como el té de limón, té de canela, té chai, té verde, etc.), pero han pasado por muchos procesos y han perdido muchas otras propiedades en el camino, por lo que si te interesa aprovechar al máximo tus bebidas y las propiedades vegetales de muchas hierbas, nada mejor que infusiones o tisanas.

Al utilizar las hierbas directamente de la naturaleza (puedes comprarlas secas o incluso tener algunas creciendo en casa) tienen muchos más beneficios que las que son ya procesadas.

tisanas

Algunas mezclas

Para incorporarte al mundo de las tisanas, te compartiremos algunas muy útiles.

Energizante. Además del clásico té chai del que ya te hemos hablado (Consulta nuestro artículo ¿Conoces el té chai?), te compartiremos una que lleva guaraná, ginseng y limón. Para esta mezcla cáscara de limón, semillas de guaraná y raíz de ginseng, es al gusto, pero el ingrediente predominante de esta mezcla es el ginseng, limón necesita muy poco, ya que este libera su sabor con rapidez. Puedes endulzar con miel, jugo de manzana concentrado y complementar con unas hojas de menta. Al ser energizante no se recomienda tomar por las noches.

Este es un ejemplo de una tisana fácil de preparar, ¿las conocías?

tisanas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.