Sarampión: qué es y qué hacer

sarampión

¿Todavía existe el problema del sarampión? En este artículo te contamos los síntomas, métodos de tratamiento, prevención y más que debas saber acerca de esta enfermedad infecciosa.

Estar informada es la mejor forma de prevención para tus niños.

¿Qué es el sarampión?

El sarampión es una enfermedad transmitida por un virus, es respiratoria y altamente contagiosa, por lo cual tiende a crear cuadros epidémicos ahí donde se presenta. Cuando un niño o adulto presenta las características manchas de la enfermedad, es mejor aislarlo para evitar que se lo contagie a otra persona.

sarampión

Esta enfermedad se presenta con alta fiebre, tos y estornudos, estos dos últimos son los causantes de que se propague la enfermedad, ya que las partículas que salen de ellos contienen pequeñas muestras del virus, siguen vivos y otra persona los adquiere al entrar en contacto con ellos. Su síntoma más popular son pequeñas manchas rojas en todo el cuerpo.

Se dice que ha sido erradicado de América y si no es así sucederá en poco tiempo gracias a las campañas de vacunación que previenen su aparición, pero aún podemos encontrar casos de este padecimiento, por lo cual es mejor conocer más sobre ello.

sarampión

Síntomas

En realidad el sarampión se presenta en dos “fases”, pero suele suceder que la primera pasa totalmente desapercibida, siendo aún contagioso durante esos momentos, por ello es importante conocer los síntomas de las dos.

La primera fase consiste en fiebre, mocos en la nariz, ojos enrojecidos y tos. Del tercer al séptimo día aparecen las manchas rojas, como una erupción. Generalmente comienzan en la cara y se extienden a todo el cuerpo; también aparecen pequeños puntos blancos llamados “puntos de Koplik” que surgen hasta en las encías y el interior de las mejillas.

El sarampión se contagia desde antes de la fiebre hasta 4 días después de la erupción rojiza, por ello es importante el aislamiento.

sarampiónCómo prevenirlo

¿Por qué prevenirla? Aunque suele ser inofensiva, puede derivar en inflamación del cerebro, otitis, diarrea, bronquitis o neumonía, entre otras.

La vacuna triple vírica es la que ayuda a evitar esta enfermedad. Se coloca en dos dosis y contienen, además del sarampión, la prevención de las paperas y la rubéola. Se aplica entre los 12 y los 15 meses de edad y la segunda dosis al comenzar la primaria o secundaria.

Cómo tratarlo

Hay poco que se pueda hacer contra el sarampión, pero es fundamental el descanso y tomar mucho líquido (para compensar la deshidratación causada por la fiebre).

Algunos doctores pueden prescribir los antipiréticos para bajar la fiebre, paracetamol, para reducir el dolor, gotas para los ojos y nebulizadores para la nariz. Si presenta picores pueden recetar antihistamínicos; sin embargo, la enfermedad suele cesar por sí misma, con los cuidados adecuados, que son reposo y mucho líquido.

¿Te sientes preparada para el sarampión?sarampión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.