Sillas para bebé

sillas para bebé

El bebé, en sus primeros meses, no conoce mejor lugar que los brazos de su mamá. Realmente es importante que sienta la cercanía y calidez de la persona que lo cuida la mayor parte del tiempo y con la que se sentirá identificada por mucho más tiempo.

Pero, después de ciertos meses, es adecuado conseguirle a tu bebé unas hermosas sillas para bebé, con el fin de que pueda comer sentado o simplemente comenzar a conocer el mundo desde otra perspectiva.

Te contamos más al respecto.

sillas para bebé

Sillas para bebé

¿Cuándo usar sillas para bebé? Algunas personas recomiendan que cuando el bebé sostenga solo su cabecita y pueda fijar la mirada es el momento para que cambie de posición y vea al mundo de otra manera.

Otros dicen que el momento para usar sillas para bebé es cuando empieza a comer alimentos sólidos, así puede comer con todos los de la familia en su propio lugar especial y seguro.

Cualquiera que sea tu opción a elegir, lo importante es que esta silla sea segura y práctica. Por eso te detallamos qué debes de buscar.

sillas para bebé

Características

Antes de comentar lo que debe tener una segura silla para bebés, debes saber que no deben llegar sus pies a ninguna superficie, ni mesas, ni suelos ni nada donde se pueda apoyar el bebé, ya que de hacer esto puede volcar todo el aparato, lo cual puede ser terrible.

Aclarado este punto, te decimos las mejores cualidades de las sillas para bebés.

Lo primero que debes buscar es que sea una estructura robusta y estable, ya que tu bebé puede ser realmente inquieto, así que se inclinará hacia los lados y hacia adelante queriendo alcanzar lo que le rodea. Si la silla no es así, se caerá con las consecuencias que eso puede tener.

sillas para bebé

Después, debes cuidar que no resbale. Esto puede evitarse mediante un cinturón o arnés de seguridad, y también con el material, que debe ser estilo toalla para que no se deslice como lo hará con el plástico. Resbalarse es muy perjudicial para su columna y su correcta respiración, para ello hay que buscar un respaldo rígido.

La bandeja debe ser removible, pero con seguros muy firmes para que el bebé no la tire. Es importante que se pueda quitar, pues la limpieza de esta es muy importante para evitar infecciones o enfermedades de algún tipo por algo que no se haya limpiado bien, además, así podremos colocar al bebé dentro de su silla con mucha más facilidad.

Si consigues una silla que tenga todos estos puntos, entonces es la mejor idea para tu bebé. Estará seguro y comenzará a comer con el resto de la familia.

¿Te ha gustado esta información? ¿Qué añadirías?

sillas para bebé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.