Temperamento en niños

temperamento en niños

Nadie nace sabiendo ser padres. Pero es una buena noticia saber que podemos aprenderlo, tanto el educar a nuestros hijos como saber reconocer la mejor forma de comportarnos ante ellos.

Una excelente forma de saber esto es conociendo el temperamento en niños, pues así podemos saber qué métodos aplicar o qué considerar al momento de su educación.

Sin más, te contamos sobre el temperamento en niños.

Temperamento en niños

Hablar de temperamento en niños puede sonar muy específico, pues en realidad todos tenemos distintos temperamentos y no es algo aplicable “solamente a niños”.

temperamento en niños

Pero, para facilitar el trabajo de los padres, que de hecho bastante esfuerzo y dedicación ponen diariamente a sus pequeños, se ha establecido una serie de pautas sobre el temperamento en niños para que sea menos complicado que los clásicos “flemático, neurótico, etc.”, de esta forma con una serie de lineamientos más o menos básicos puedes detectar cómo es y qué necesita tu pequeño.

Tipos de temperamento en niños

Hay algunas cosas realmente sencillas, aprende un poco de cada personalidad y actúa en consecuencia.

Temperamento “fácil”. Como su nombre lo dice, estos niños son muy “agradables”, se adaptan con facilidad a distintas situaciones, siempre están sonriendo, comen fácilmente lo que sea, suelen aceptar las frustraciones y son generalmente positivos. Algo muy importante a tomar en cuenta es que una personalidad como estas puede tender a pasar desapercibida, causando que el padre o la madre lo descuidan ya que “se entretiene solo”. Este niño (como todos los demás) necesita mucho a sus padres y saber que están con él aunque parezca ser tan feliz “por su cuenta.

temperamento en niños

Temperamento “difícil”. Estos niños son muy intensos, generalmente tienen mucha pasión y un “fuerte carácter” que se revela cuando hay algún cambio o se le expone a la frustración. Generalmente le cuesta mucho trabajo adaptarse y no tienen rutinas. Además, ven con recelo a los desconocidos. ¿Qué hacer? Aunque pueda sonar contraproducente, darles mucha atención y amor (quizás mucho más que al temperamento en niños “fácil”) para que se sienta seguro, especialmente los primeros años.

temperamento en niños

Temperamento “lento”. También se le dice a este temperamento en niños como “apático” o “tímido”, pero todas entran en la misma categoría. Los niños que no parecieran reaccionar suelen entrar en esta categoría. Tiene ciertas rutinas (no tantas como el niño de temperamento “fácil”, pero sí muchas más que el niño de temperamento “difícil”) y puede ser mala idea cambiar en algo su rutina o introducir nuevos estímulos. ¿Qué hacer? Afronta este carácter suave con pequeñas actividades que estimulen su curiosidad o la actividad.

Cada uno de estos temperamentos puede resaltarse más, dependiendo de la situación. Toma que esto es variable y ¡éxito en tu paternidad!

Cuéntanos qué más recomendarías.

temperamento en niños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.