Tumba metabólica: qué es y cómo evitarla.

tumba metabólica

Nuestro cuerpo es muy sabio, está hecho para adaptarse a todo tipo de situaciones y sobrevivir con éxito. A pesar de que lo tenemos acostumbrado a múltiples comodidades, si de pronto se ve en situación de carencias, se adaptaría como si lo hicieras todos los días.

Desafortunadamente, cuando queremos perder peso esta útil característica corporal puede ser un peso que no nos permita avanzar. ¿Alguna vez has comenzado a una dieta restrictiva para perder 10 kilos donde el primer mes bajaste de maravilla pero después quedaste estancada? Si es tu caso es probable que hayas llegado a la tumba metabólica. Conoce qué es y cómo evitarla.

¿Qué es la tumba metabólica?

La tumba metabólica es una forma de decirle al metabolismo cuando está dañado. Normalmente entras a una tumba metabólica cuando no funciona o funciona muy lento, lo cual ocasiona que no puedas perder más peso no importa cuánto ejercicio hagas o cuántas calorías más le quites a tu dieta.

tumba metabólica

¿Por qué sucede?

La tumba metabólica es la consecuencia directa de una dieta hipocalórica. Este tipo de dietas, siempre muy restrictivas, son cuando consumes menos calorías de las que gastas a diario. El problema es que llega un punto cuando dejas de perder grasa corporal.

Otra razón de la tumba metabólica es el hecho de cortar a la mitad tu ingesta calórica. Como tu cuerpo está acostumbrado a un ritmo de alimentación, hacer un corte de esa manera para el cuerpo es como decir que estás en un lugar donde no habrá mucha comida por lo que se adapta rápidamente a la nueva “forma de vida”.tumba metabólica

¿Cómo salir de la tumba metabólica?

Si ya estás en ella, no pierdes más peso y no sabes qué hacer te recomendamos:

Contabilizar las calorías que necesitas y comenzar a consumirlas por unas semanas. Después de ello puedes volver a bajar las calorías pero lo recomendable es que sea progresivamente a un ritmo aproximado de 100 calorías a la semana. Lo ideal es tener solo un déficit de 500 calorías de lo que necesitas, no más.

tumba metabólica

¿Cómo evitarla?

Evita las dietas restrictivas. Las “dietas milagro” son las primeras causantes de la tumba metabólica. Aléjate de ellas y come de manera balanceada (incluye pan, queso, carne, todos los grupos del plato del buen comer).

Planifica tu entrenamiento y no lo dejes. Ser inconstante también deriva en una tumba metabólica pues tu cuerpo ya no sabe cómo reaccionar.

Varía tu entrenamiento. Acostumbrar a tu cuerpo a correr tres días a la semana una hora también lo estanca. Combina ejercicios, aumenta el tiempo o las repeticiones cuando ya no te canses tanto y diversifica siempre que puedas.

Come balanceadamente. Esto le dará a tu cuerpo los nutrientes suficientes para que funcione bien y elimine los excesos de grasa.

tumba metabólica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.