Zapatos para bebé, qué considerar

zapatos para bebé

En el artículo Ropa de bebé, consejos básicos, te dimos algunas recomendaciones imprescindibles para que el armario de tu bebé sea el ideal, según el tejido  y gustos de la familia.

En este artículo decidimos profundizar en los zapatos para bebé, pues las madres primerizas suelen tener serios problemas para decidir acerca de su compra: ¿deben llevar suela? ¿Ser apretados? Y quizás la más agobiante en un principio: ¿Mi bebé necesita zapatos?

Te daremos todas las respuestas aquí, sigue leyendo.

zapatos para bebé

Zapatos para bebé

Cuando queremos adquirir unos bellos zapatos para bebé podemos quedar agobiadas con la variedad: de plástico, de lona, de tela, con suela, con tacón, pequeños, grandes, de niño, de niña. ¡Pero si todavía no camina!

Este es quizás el primer punto que debes tomar en cuenta: tu bebé necesita proteger sus pies. Es cierto que aún no dará sus primeros pasos (esto puede suceder después de los 8 meses, al año o más adelante), pero sí es conveniente que mantengas resguardados sus piecitos con calcetines muy gruesos o zapatos para bebé, que le dan el calor que  necesita.

Pero, ¿qué clase de zapatos para bebé debes comprar? Te damos varias recomendaciones.

zapatos para bebé

Recomendaciones

Depende mucho de la edad del bebé, pero en sus primeros meses necesitas que no pesen. Así que lo ideal son zapatos para bebé muy ligeros y flexibles. La razón de este requerimiento es que si sus zapatos son pesados de cualquier forma (quizás el plástico no se te haga pesado, pero para un pequeño bebé puede ser demasiado peso) puede forzar una parte de su cuerpo y quizás tener consecuencias cuando sea más grande.

Para conservar la ligereza necesaria, te recomendamos comprar zapatitos de tela o de lona incluso, estos materiales son transpirables, algo muy necesario para el bebé y reúnen todas las características que requieren los zapatos de sus primeros meses.

Debes evitar la humedad en sus pies, o te enfrentarías al terrible pie de atleta mucho antes de que cumpla un año de edad. La humedad se crea con el calor del pie cuando está en contacto con superficies no transpirables, como es el plástico o cuero.zapatos para bebé

Tu bebé necesita libertad de movimiento, pues es pequeño y está aprendiendo a identificar, así como a utilizar, todas las partes de su cuerpo. De hecho, debes poner especial énfasis en el tobillo, que debe poder girarse sin dificultades. También los dedos deben quedar sueltos dentro de los zapatos para bebé.

Evita las suelas duras, algo que no necesitas en zapatos para bebé a menos que empiece a caminar. Si le cuesta trabajo mover el pie tu bebé estará entorpeciendo sus habilidades motrices, fundamentales a desarrollar en esa edad.

Y, finalmente, evita el tacón. Aunque las bebés se vean primorosas, este tipo de zapatos para bebé son muy rígidos y pueden afectar a su desarrollo.

Estos son algunos consejos básicos, ¿los conocías?

zapatos para bebé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Captcha * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.