Aceite de almendras

aceite de almendras Hay muchos aceites que se utilizan dentro del campo de la cosmética desde la época de nuestras abuelas (y posiblemente desde mucho tiempo antes). Uno de ellos es el aceite de almendras, del cual seguramente has escuchado hablar antes, ya que sus propiedades son muchas y siempre es muy bien aprovechado.

En este artículo te contamos más de este aceite, sus propiedades y formas de usarlo, ¡no te lo pierdas!

Aceite de almendras

El aceite de almendras dulce viene de este fruto ovalado café que se aprieta o licúa hasta conseguir sacar sus aceites esenciales, pero, lo primero que debes saber sobre el aceite de almendras es que hay dos tipos: uno es dulce y el otro amargo. El aceite amargo es muy útil para la aromaterapia o aplicaciones parecidas, pero definitivamente es muy malo para nuestro organismo; el aceite dulce, en cambio, es el que está lleno de nutrientes y características benéficas para tu cuerpo.

aceite de almendras

Lo mejor es usar este aceite de forma pura, ecológica y prensado en frío, aunque lo realmente importante es que verifiques que no tienes una alergia a los frutos secos, ya que este ingrediente es un fruto seco y puede tener un resultado contraproducente en tu piel.

Ahora que la conoces un poco más, te decimos cómo aprovecharlo.

Beneficios del aceite de almendras

¿Usar o no nuestro ancestral aceite de almendras? Te decimos por qué sí.

Es un antioxidante muy poderoso. Contiene vitamina E que ayuda a evitar los estragos de la edad (como arrugas o estrías) al hacer la piel más elástica.

Es sumamente hidratante. Los aceites, en general, tienen esta propiedad, así que este aceite hidrata tu piel y la protege de la resequedad.

aceite de almendras

Un uso muy conocido es colocarlo en el cabello. Puedes usarlo en champús o mascarillas que tengan este delicioso ingrediente, porque aplicarlo directamente puede estropear un poco tu cabello.

Si te has animado a utilizarlo, te decimos cómo hacerlo tú misma.

Cómo hacerlo en casa

¿Has pensado en lo difícil que es encontrar aceite de almendras puro? Te decimos cómo hacerlo en la comodidad de tu hogar.

Primero toma una generosa cantidad de almendras dulces y métela a la licuadora, aumentando poco a poco la velocidad.

Cuando veas una pasta de almendras, agrega un chorrito de aceite de oliva (una cucharada basta) y deja que se integren poco a poco.

Agregamos otro chorro de aceite de oliva y seguimos licuando.

Esto se repite otras dos veces o solo una hasta conseguir la espesura deseada.

aceite de almendras

Cómo usarlo

Te dejamos algunas recomendaciones para aprovechar tu aceite de almendras al máximo.

Cuando te bañas tus poros se abren, por lo que aplicarlo después de un baño es una excelente idea que ayuda a que sus beneficios penetren a profundidad.

Otra gran sugerencia es hacerlo en la noche para evitar que se peguen contaminantes o suciedad.

Para usarlo masajea ligeramente durante al menos 2 minutos, esto es especialmente útil para mujeres embarazadas y evitar que aparezcan las molestas «estrías del embarazo».

Evita tu rostro. Su solución grasosa puede tener alguna consecuencias, como acné.

Muchos lo usan como desmaquillante.

¿Conocías todo esto del aceite de almendras?aceite de almendras

Deja un comentario