Calabacín, lleno de propiedades

calabacín Hay muchos padecimientos (si no es que todos) que pueden ser evitados o paliados por medio de una buena alimentación, ya que esta le brinda a tu cuerpo todos los nutrientes que necesita y lo llena de vitaminas y minerales.

Esta vez te hablaremos del calabacín y de por qué es una gran idea incorporarlo a tus comidas.

El calabacín

El calabacín es un pariente lejano de la calabaza, que es grande y naranja. El calabacín pertenece a la misma familia, pero es mucho más pequeño, de forma alargada y «delgada», su origen está en América y a veces lo encontramos en algunas otras formas como más aplastado y redondo. Lo que sí tiene en todas sus variedades es una piel verde, lisa y brillante.calabacín

Aunque nace todo el año, su mejor temporada son los meses de verano o primavera, pues la calidez ayuda a darle más sabor y suavidad. Lo ideal es adquirirlo sin rasguños, ni parches, pues así aseguramos su calidad y duración en nuestra alacena.

Duran aproximadamente tres semanas y lo mejor es evitar guardarlos al lado de los tomates.

Ahora que conoces qué son, te decimos por qué son tan buenos.

Propiedades del calabacín

Esta verdura es muy cotizada entre las personas interesadas en bajar de peso, entérate por qué:

-Está llena de fibra, lo cual ayuda a que te sientas saciado

-Tiene minerales importantes como hierro, magnesio, calcio, fósforo, potasio y zinccalabacín

-Sus vitaminas son excelentes para tu cuerpo, encuentras, sobre todo, vitamina A y vitamina B, que, junto con los minerales, fortalece tu sistema inmunológico

-Es digestiva, lo cual ayuda a depurar a tu organismo y liberarlo de toxinas que no necesitas

-Tiene mucha agua, lo cual, igual que la fibra, ayuda a sentirte saciado y evita el estreñimiento

-Tiene muy pocas calorías

En general, se utiliza para aumentar nuestras defensas, fortalecer nuestros huesos y el sistema nervioso, entre muchas otras cosas.

Cómo cocinarla

Si te has convencido de lo beneficiosa que es, te decimos cómo cocinarla, para que te quede siempre deliciosa.calabacín

Una opción muy versátil consiste en rebanadas de calabacín. Usa el rallador que sueles emplear en quitar la cáscara y ya que tengas bien lavado el calabacín, haz rebanadas de este. Puedes, con ello, colocarlo en sándwiches, cortarlo en cuadritos e incorporarlo en ensaldas o lo que tu imaginación te dicte. No necesitas comerlos crudos, puedes pasarlos por un sartén y dorarlos un poco, si deseas.

Un uso muy popular es hacer espaguetis de calabacín. Aprovecha este saludable platillo usando el rebanador de vegetales y cociendo el resultado como si fuera un platillo normal en el sartén.

¿Se te han antojado los calabacines?calabacín

Deja una respuesta

Captcha *