Cálculos renales, ¿los conoces?

cálculos renalesEs bastante frecuente encontrar personas que se enfrentan a los cálculos renales, pero ¿sabes qué son? Aqui te contamos más de ellos para que lo prevengas, lo trates de forma casera (si no es grave) o sepas qué lo causa.

No te pierdas este artículo si deseas más información.

Cálculos renales, ¿qué son?

Es sorprendente que nuestro mismo cuerpo parezca ponerse en nuestra contra, pero si no lo cuidamos y le damos los recursos necesarios, suceden cosas como los cálculos.

Cuando nuestro cuerpo recibe demasiadas toxinas, proteínas o sodio no puede procesarlo porque la orina está demasiado concentrada, por lo que reacciona cristalizando los minerales y parte del ácido dentro del aparato urinario. Esta cristalización deriva en «piedras».cálculos renales

Es bastante doloroso expulsarlas por el tracto urinario y en ocasiones es necesaria una operación. Este padecimiento aparece en mayor medida en hombres de 20 años en adelante, pero se dice que 1 de cada 10 personas en el mundo industrializado lo padecerá.

¿Qué los causa?

Ahora que sabemos lo que son estas piedras en nuestro cuerpo, ¿de dónde salieron?

Ciertos ingredientes fomentan su aparición, como es el caso de:

-Antecedentes familiares

-Chocolate

-Nuez

-Fresas

-Sodas o refrescos

-Café

-Té

-Espinacas, acelgas y tomates (a pesar de sus múltiples propiedades, debemos consumirla con precauciones).cálculos renales

Síntomas

Los cálculos renales son fáciles de identificar porque causan mucho dolor, pero te dejamos los síntomas más comunes:

-Disminuye la cantidad de orina que se expulsa

-Orina con sangre o pus

-Dolor de riñones a vejiga (en ocasiones en los muslos y hasta los genitales)

-Sudor frío

-Vómito

-Náuseas

-Vértigo

-Dolor de abdomen

-Dolor de espaldacálculos renales

Remedios caseros o prevención

La forma más sencilla para evitar cálculos renales es tomar 8 vasos de agua al día o más.

Puedes incrementar las veces de ir al baño con perejil. Una cucharada pequeña en una taza de agua hirviendo entre 3 y 5 veces al día es una buena cantidad para ello, así ayudas a expulsar la arenilla y evitar la formación de cristalizaciones más grandes.

Para el dolor podemos usar un vaso de zumo de limón (jugo) exprimido recientemente con un huevo crudo. Se mezcla y se toma en ayunas cuando aparezca el dolor.

Otra opción son los rábanos. Solo debes cortarlos en rodajas (mejor si son 3), colocarlos en una taza con agua y añadir una cucharada de azúcar. Déjalos 12 horas y luego lo cuelas, habrás obtenido un jarabe útil para tomar dos cucharadas en ayunas hasta que se hayan sacado todas las piedras.

Lo mejor es incrementar una buena alimentación con muchos vegetales, especialmente zanahoria cruda y limones, pues sus componentes disuelven las piedras. Evita la sal y los alimentos con muchas toxinas como las carnes rojas o los lácteos e incrementa el consumo de aguacates, semillas y frijoles.

¿Sabías todo esto de los cálculos renales?cálculos renales

Deja una respuesta

Captcha *