Castigos para adolescentes

castigos para adolescentes

Educar a nuestros hijos no es fácil. Los retos que se presentan van cambiando conforme a la edad y siempre sentimos que podríamos hacerlo mejor, ¿no es así?

En este artículo te hablamos de los castigos para adolescentes, con el fin de que tengas una guía más clara de cómo proceder ante esta difícil etapa de rebeldía.

castigos para adolescentes

Castigos para adolescentes

Es importante que leas este artículo aunque tus hijos aún no sean adolescentes, pues muchas de las reacciones  y formas de comportamiento que tengan cuando lleguen a esta complicada edad se habrán forjado en su infancia.

Conocer las mejores formas de proceder cuando un hijo es adolescente te brinda la pauta de cómo puedes formarlos desde muchos años antes.

Qué hacer

¿Qué hacer ante un adolescente que ha tenido una mala conducta?

Se dice que el castigo debe ser el último recurso, pues si se aplica con regularidad nuestros hijos se acostumbran a ellos y repiten su mala conducta, ya que la «consecuencia» no es tal. Entonces, ¿cómo evitarlo?

castigos para adolescentes

El primer paso, antes de ejercer castigos para adolescentes, es explicar lo que puede y no puede hacer. Establecer claramente los límites de tiempo, actitudes o actividades que tiene permitido; así estará consciente de lo que hace mal y puede evitar llegar al punto de los castigos para adolescentes.

Se recomienda también premiar la buena conducta. El día que tu hijo llegue a la hora acordada decirle que puede salir con sus amigos también ese fin de semana, como premio por ello; lo cual puede convertir en hábito una buena conducta.

Si tu hijo reniega de su actitud, está en edad donde el diálogo y la negociación son parte de su educación. Entiende cómo se siente, los cambios a los que se enfrenta (internos y externos) y habla con él o ella con claridad. Expón los motivos de su mala conducta: «Si llegas tarde no sé si estás bien o te ha pasado algo», «Si consumes demasiado alcohol te expones a que te ocurra algo malo», etc.

castigos para adolescentes

Castigos para adolescentes

Aún así, habrá ocasiones donde es necesario establecer límites de forma contundente.

Entonces, puedes limitar su espacio social. No es necesario «quitarle el internet toda la semana», pero al menos un par de días o varias horas lo resentirá.

Sea cual sea el castigo elegido, cúmplelo. Para ello es fundamental que sea racional y asequible como «No sales esta semana» y no algo vago y difícil de mantener como «Ya no tendrás paga», lo cual es ambiguo y puede ser contraproducente.

Una forma muy efectiva de castigos para adolescentes es resarcir el daño. Si rompió algo descontarlo del dinero que se le da, si molestó a alguien solicitar que pida un disculpa, si tomó algo que no es suyo, regresarlo. No debe ser humillado ni verse mal frente a sus amigos o familiares, pero sí debe afrontar con responsabilidad los hechos que causó.

Pase lo que pase, hazle saber a tus hijos que los amas.

¿Te han parecido adecuados estos castigos para adolescentes?

castigos para adolescentes

 

Deja un comentario