El ajo y sus beneficios

ajo Hay muchos ingredientes en nuestra cocina que pueden ayudarnos mucho en la alimentación que llevamos. El ajo es uno de ellos, ¿lo conoces?

En este artículo te contamos por qué es tan genial y qué debes tomar en cuenta para aprovechar sus múltiples beneficios.

¡No te lo pierdas!

ajo El ajo

El ajo es una planta; pertenece a la familia Allium, igual que la cebolla y el puerro y se caracteriza por tener un delicioso compuesto llamado alicina, el cual es bastante favorecedor para tu cuerpo en muy distintas maneras. Aquí te decimos algunas de ellas para que te decidas si incorporar el ajo en tu vida y así utilizar sus nutrientes.

Te contamos más.

ajo Propiedades del ajo

El ajo tiene múltiples beneficios para quienes lo consumen, algunos de ellos son:

Una de las mejores propiedades que encontramos en muchas verduras y frutas son los antioxidantes que, como bien sabemos, retrasan el envejecimiento de la piel.

Las vitaminas y minerales son otros de los grandes beneficios de este común ingrediente de cocina. Encontramos seleno, B6, C, manganeso y fibra, entre otros.

El ajo goza de buena fama respecto a su efecto antibiótico. Por ello se usa como remedio casero contra la tos o para pasar sobre una herida abierta, con el fin de evitar la propagación de bacterias.

No debemos olvidar sus grandes funciones para evitar riesgos de enfermedades cardiovasculares, como los infartos o la presión elevada alta.

El ajo es un ingrediente de lo más versátil y delicioso al momento de agregar un tono particular a las comidas tradicionales del hogar.

Estos y muchos más beneficios encontrarás en este pequeño ingrediente lleno de sabor.

ajo Cómo consumirlo

Si tienes dudas de cómo agregar el ajo a tu comida, te traemos varias ideas muy útiles.

Una de ella es que lo piques con tiempo para agregarlo a tu comida. Aunque tiene un olor bastante fuerte, lo cierto es que la alicina es uno de sus ingredientes secretos que tiene más propiedades y si lo dejas reposar un poco los efectos son mucho más fáciles de detectar.

Otra opción bastante sencilla es licuar una salsa a la cual le agregues algunos ajos. El sabor será un poco más intenso, pero a cambio habrás realzado una comida y la llenaste ya de más propiedades que las que actualmente usas en tu alimentación.

Con estos consejos ya sabes un poco más acerca del ajo, ¿lo agregarás a tu comida? Cuéntanos en los comentarios.ajo

Deja un comentario