Limpieza de cutis

limpieza de cutis

Las fiestas decembrinas causan estragos sobre nuestro rostro, así que no hay mejor momento para una limpieza de cutis que ahora que está iniciando el año.

En este artículo te diremos cómo hacerte una limpieza de cutis que te hará lucir rozagante y fantástica sin tener que ir a un salón de belleza.

Entérate.

limpieza de cutis

Limpieza de cutis

Lo primero que debemos explicar es a qué nos referimos con limpieza de cutis. Lo cierto es que, por más cuidados que tengamos con nuestra piel, la contaminación ambiental, el polvo, la tierra, el maquillaje y muchos otros factores externos son los responsables de los granitos, puntos negros, cutis grasoso y resequedad, además de muchos otros elementos que no deseamos en nuestra cara.

Esta limpieza y consejos que te damos son ideales para retirar todos estos excesos de tu cara.

limpieza de cutis

Limpieza completa

Para hacerte la limpieza de cutis como toda una profesional, te damos los pasos a continuación:

1.-Limpia tu rostro. A pesar de que suene redundante, vas a trabajar con tu piel, así que primero elimina lo más superficial con una leche limpiadora (si tu cutis usa ese tipo de producto) o un jabón especial para tu rostro y agua. Desmaquilla y limpia a conciencia.

2.-Abre tus poros. Necesitamos que los productos hagan su efecto y para ello debe penetrar a profundidad. Hierve agua con aceites esenciales (o sin ellos) y coloca tu cara sobre el recipiente, cuidando de no quemarte, recibiendo todo este vapor.

3.-Exfolia. Utiliza un producto específico para tu tipo de piel y aplica con gasa o algodón y muchas suavidad. Sigue el procedimiento de tu exfoliante y ten cuidado con ojos y labios.

limpieza de cutis

4.-Retira impurezas. Lávate muy bien las manos y usa unas gasas para presionar suavemente sobre la piel, extrayendo puntos negros, granos e impurezas. Si no sale con la presión suave no insistas, puedes hacerte daño pues tu piel está muy sensible. Una vez terminado rocía agua templada sobre tu cara.

5.-Aplica la mascarilla. Depende de tu tipo de rostro para saber qué mascarilla es la ideal para ti, pero busca que sea hidratante o relajante. Aplica con cuidado y al retirarla usa un pañuelo o algodón empapado en infusión de manzanilla templada, casi fría.

6.-Cierra tus poros. Para evitar que vuelvan a introducirse impurezas, usaremos algo para cerrar los poros. Puede ser té verde (es un astringente natural), jitomate, pepino, vinagre de sidra, menta o un tónico conseguido en la farmacia. Como la opción más económica también podemos enjuagar la cara suavemente con agua muy fría.

7.-Hidrata. Para mantener el efecto logrado, hidrata tu piel de acuerdo con sus características (seca, grasa o mixta). Coloca dando suaves masajes (una vez que tu cara esté seca) y deja actuar por unos minutos.

Esto te dará una piel luminosa, fresca y saludable.

Recomendaciones

No hay mejor forma de mantener una piel saludable que con tu alimentación. Consume alimentos ricos en omega 3 y omega 6, así como antioxidantes, como los frutos secos. Acompáñalo con 2 o 3 litros de agua al día.

¿Lista para un cambio de rostro?

limpieza de cutis

Deja un comentario