Los niños y las tareas domésticas

niños y las tareas domésticasLa verdad es que los niños y las tareas domésticas es todo un tema que debemos abordar, porque es inevitable que como padres nos hagamos un millar de preguntas.

¿A qué edad debe empezar? ¿No debe tocar el hielo, ni el fuego? ¿Cómo decirle que lo haga?

Aquí te damos algunos buenos tips para lograr esta difícil labor.

niños y las tareas domésticasLos niños y las tareas domésticas

El problema es que no nos gustan las tareas domésticas. Ni los adultos, ni los niños podemos conseguir que lo vean como algo totalmente divertido, aun cuando hay algunos casos donde se disfruta o hay diversión sobre el quehacer de la casa; pero, sea cual sea la postura que vamos a adquirir frente a los quehaceres de la casa, lo cierto es que no podemos omitir el tema de los niños y las tareas domésticas.

Te damos tips y recomendaciones para ello.

Tips y recomendaciones

Hay algunas cosas que puedes hacer para que entiendan la importancia de esta labor y las realicen.

niños y las tareas domésticasLos niños no verán un beneficio sobre lo que hagan a menos que obtengan un reconocimiento. Es importante que cuando haga algo, aunque sea pequeño, debemos agradecérselo y hacer comentarios positivos como «Qué bien lo has hecho», «qué hermosa se ve tu habitación» y cosas parecidas.

Ahora, no podremos dar este reconocimiento si no tomamos en cuenta sus capacidades. Queremos reforzar su autoestima por medio de pequeñas tareas y si sabes que es muy nervioso, por ejemplo, es mejor que los trastes sean tomados en cuenta hasta que tenga al menos 7 años, pero si tienes un niño que padece «hiperactividad», puedes encargarle más cosas que hacer como recoger su cuarto, separar la ropa sucia, sacar la basura al jardín y cosas que no requieran precisamente delicadeza. El enfoque que estamos buscando es delimitar las tareas de nuestros hijos de acuerdo con lo que pueden hacer.

niños y las tareas domésticasUno de los puntos fundamentales es explicar por qué es importante. Aunque ayudará sobremanera para enseñar disciplina, autonomía, trabajo en equipo y, sobre todo, responsabilidad, lo que debemos decirles es que lo que haga o no afectará a todos los miembros de la casa. Esta percepción de una «causa mayor» y no solamente la necesidad de hacer esa asignación te va a ayudar mucho para que logres el objetivo final: lograr que los niños y las tareas domésticas no te sean un dolor de cabeza.

No olvides armarte de paciencia, especialmente los primeros meses. Los niños y las tareas domésticas son un espacio donde siempre encontramos accidentes, sobre todo las primeras veces, porque el niño está aprendiendo. No te enfades ante su vaso roto, no le hables con sarcasmos y menos ironías «sutiles», agradece su apoyo, refuérzalo positivamente, recuérdale lo útil que es lo que hace y verás que pronto los niños y las tareas domésticas serán parte de tu vida.

La edad más adecuada para comenzar a realizar actividades es cuando puede tomar cosas y soltarlas. Así, desde antes de los 3 años podemos pedirle cosas muy sencillas como ordenar sus juguetes o ayudar a poner la mesa. Después, se van ajustando y enriqueciendo en complejidad conforme va aumentando la edad y sus habilidades

Ahora que sabes todo esto, ¿cómo harás para solucionarlo en casa?niños y las tareas domésticas

Deja un comentario