Por qué es bueno pintar con crayolas

pintar con crayolas

Mucho escuchamos sobre los niños a los que les gusta pintar con crayolas, sabemos que es una actividad clásica infantil, pero no siempre sabemos por qué.

En este artículo te decimos por qué es bueno pintar con crayolas y te decimos qué puedes hacer con las crayolas si deseas darles un segundo uso creativo.

¡Entérate!

pintar con crayolas

Pintar con crayolas

Cuando nuestros niños son pequeños no siempre sabemos cómo distraerlos o jugar con ellos. Aunque no lo creas, pintar es una actividad que, además de didáctica, redunda en muchos beneficios para tus niños.

De las herramientas artísticas que podemos encontrar, las crayolas son las favoritas de los niños desde hace muchos años; esto es así porque los colores son llamativos, cubren grandes superficies con rapidez y son fáciles de conseguir. Pintar con colores suele ser un «paso más» en el desarrollo de tu niño.

En este artículo te decimos cómo puedes pintar con ellas y cuáles son las ventajas de que tus niños pinten.

pintar con crayolas

Beneficios de pintar con crayolas

Pintar con crayolas brinda múltiples beneficios, ¿los conoces?

Ayuda a estimular la creatividad, dejando que los niños se divierten mientras se vuelven más creativos.

Estimula la concentración, lo cual es muy benéfico para su desarrollo.

Es excelente para desarrollar la motricidad fina, pues pintar con crayolas es una actividad que requiere mucha precisión y un buen agarre de colores.

Cómo pintar con crayolas: colores derretidos

Una propuesta que ha estado por las redes son las crayolas derretidas, ¿sabes cómo se hace?

pintar con crayolas

Primero necesitas un lienzo, puede ser como tú lo quieras: tela, lienzo, madera, etc. De preferencia debería de ser blanco, pero esto es a gusto del artista (tu niño o tú).

Entonces, es momento de elegir los colores. No se recomienda que los coloques ahora en el lienzo para evitar que se combinen entre sí, a menos que eso sea precisamente lo que quieras lograr con este diseño.

Una vez seleccionados, pega el primer color en el lado izquierdo. Fíjalo bien y asegúrate de que no tengan parte del papel que indica el color en ellos.

Ahora, debemos tomar la secadora, apuntando hacia abajo, y prenderla en aire caliente. Veremos cómo se extiende el color a lo largo del lienzo.

Una vez que se seque (no tarda mucho), se coloca la segunda crayola hacia el lado derecho.

Repetimos el procedimiento hasta cubrir todo el espacio disponible.

¡Listo! Tu creación puede decorar tu habitación.

¿Sabías esto de pintar con crayolas? ¿Sabes de qué otra forma puedes utilizarlas?

pintar con crayolas

 

Deja un comentario